Universidad del mañana

¡La nueva Universidad aquí y ahora!

Según las previsiones, la universidad se someterá a diversas transformaciones, que la afectarán no sólo en lo físico, sino también en la forma de enseñanza.Esto no quiere decir que la universidad tal como la conocemos vaya a desaparecer, pero sí que va a cambiar notablemente. Te desvelo 6 claves:

1. Descubriendo Nuevos Talentos

Actualmente mucho talento se pierde porque no sabemos identificarlo o aprovecharlos. “Si supiésemos cómo utilizar la tecnología de forma apropiada, podríamos usarla para descubrir nuevos talentos”, dice Sexton.

La tecnología puede ayudar a ofrecer directrices de gestión académica capaces deidentificar y apoyar a los buenos estudiantes de cualquier parte del mundo, especialmente a los que tienen menos recursos para acceder a una buena universidad. Las nuevas tecnologías también ayudarán a garantizar una mayor equidad en el acceso al conocimiento a través de la formación en línea y de la democratización y el intercambio de la información.


2. Hacia la Democratización de la Educación

Muchas de las universidades que tenemos hoy en día son caras y tienen una capacidad limitada. En este sentido, podemos hacer una comparación con el ciclo de vida de un producto: “inicialmente los productos y servicios son caros y complicados; solo los ricos tienen acceso a ellos”, dice Christensen citando el caso de las primeras computadores y televisores lanzados en Estados Unidos durante los años 50 y 60. “Posteriormente, poco a poco, cada vez más personas comienzan a tener acceso a estos nuevos productos. Esta misma lógica se puede aplicar a la educación”.

En algunos años, la educación a distancia será una opción más para muchas personas; éste es el camino hacia la democratización de la educación. Según Christensen, “las primeras personas que se aventuraron a la enseñanza en línea fueron aquellos que no podían asistir a instituciones de prestigio como la NYU. Para ellos, la opción de la educación a distancia era mejor que nada”.

Consejo: Busca MOOC (MASSIVE OPEN ONLINE COURSES) gratuitos y descubrirás una gran variedad de cursos en línea de las universidades más prestigiosas del mundo.

3. Más Práctica que Teoría

Diversos estudios ponen de manifiesto que dos tercios de los estudiantes que actualmente completan cualquier grado no están preparados para acceder al mercado laboral y requieren de formación adicional. Las universidades deberían centrarse más en preparar a los estudiantes para la vida real. Es decir, en ofrecer pruebas y simulaciones de lo que los estudiantes van a encontrarse una vez que salgan fuera de la institución educativa.
“Todavía estamos enfocados en proporcionar un modelo de cursos de dos a cuatro años en los que no se trabajan las habilidades que los estudiantes necesitan desarrollar para conseguir un trabajo”, dice Sims de CodeAcademy.

Muchos cursos están empezando a insertar programas en los que los estudiantes miran más allá de la teoría y ponen el énfasis en la parte práctica. Pero, aun así, en muchos casos esto no es suficiente, por lo que las instituciones educativas, junto con los profesores y los propios estudiantes, deben trabajar juntos para proponer y desarrollar una solución efectiva. Esto es uno de los principales retos de la educación y de la universidad del futuro.

4. Estudiar será una Experiencia Descentralizada

“Al principio, cuando las universidades surgieron, cuando el estudiante quería oír a alguien hablar, tenía que estar en la misma habitación que la persona que habla y cuando quería tener acceso a un libro, tenía que ir a la biblioteca. Pero esto ya no tiene sentido”, Wenger.
Reflexionando sobre esta frase, hoy en día tenemos acceso a miles de bibliotecas virtuales, libros electrónicos e intercambio de información en general que derriba cualquier barrera física. Cada vez más, con el avance de la tecnología, nuevas ideas surgirán para ofrecer una experiencia universitaria totalmente nueva.

5. La Universidad del Futuro no se parece a la Universidad del Presente

“Si usted piensa en la universidad actual, lo que se le viene a la mente son las estructuras rígidas que forman parte de la rutina académica: el concepto de clase, por supuesto, pero también de disciplina, de departamento. Sin embargo, ninguno de ellos es real. Lo que es real son los alumnos. El conocimiento de las cosas es real. Ser capaz de trasmitir este conocimiento también es algo real. La gente, en el futuro, va a encontrar formas alternativas de enseñar estas cosas”, comenta Shirky.
Algunos proyectos ya muestran como puede ser la universidad del futuro. Así, el proyecto Polymath es uno de los ejemplos citados por Shirky, ya que se diferencia de otras universidades digitales por “enfocarse en educar a los estudiantes para completar un proyecto”.


6. Financiación Flexible

A menudo, la inversión que se requiere para completar un título universitario se convierte en una barrera para el estudio, especialmente en estos días en los que tener un título no significa tener un trabajo después de la universidad.Andre Dua, de la consultoría McKinsey & Company, aconseja a los gobiernos locales que estimulen a las universidades a crear programas de financiación y predice que los préstamos univerisarios del futuro se devolverán cuando el alumno empiece a trabajar y alcance un determinado nivel salarial.
Fuente: Internet.
http://www.examtime.es/ 

Entradas populares de este blog

Estrategias de Aprendizaje en el Estudiante Adulto

La Heutagogía

Modelos y tendencias en Evaluación educativa