Arquitectura del Conocimiento



El modelo “T” para la Arquitectura del Conocimiento.


Este modelo “t” de Martiano, es una salida al escambroso hoyo en el que ha caído la programación curricular, lo que ha traído incomodidad en los docentes, que en su mayoría no son de la carrera de educación y que se encuentran en aulas tratando de digerir todo esta avalancha de “nuevas” formas de hacer su programación de sus sesiones de clases. En la mayoría de los casos este discurso ha traído grandes incomodidades de quienes nos encontramos metidos en la investigación educativa ya que podemos encontrar serias contradicciones teóricas y el más grande problema es la imposibilidad de poder ser llevado a las aulas.

En las últimas capacitaciones se vio un cambio de discurso pero se mantienen las prácticas tradicionales, más aún, la propuesta tiene su fundamento en el cognitivismo pero sus diseños responden al modelo conductista, lo que nos está arrojando a una “esquizofrenia curricular masificada”.

Frente a esto quisiera dar a conocer esta interesante y muy importante modelo “T”, que tiene su fundamente en tres teorías fundamentales:

· La teoría del procesamiento de la información de Sternberg, facilita el procesamiento y la organización mental de todos los elementos básicos del curriculum: capacidades, destrezas, valores, actitudes, contenidos y métodos, los cuales se articularán posteriormente en las actividades como estrategias de aprendizaje, considerando entre ellas una de las más importantes que es el aprendizaje colaborativo.

· La teoría del interaccionismo social de Feuerstein, contribuye en la selección de los elementos de la cultura social y de la Institución, donde las capacidades y las destrezas representan la inteligencia y el aprendizaje potencial, que serán desarrollados en conjunto con los valores y actitudes considerados como elemento afectivo, por medio de los contenidos y los métodos.

· Por último la teoría de la Gestalt, contribuye a ofrecer una visión global de la información curricular que proporciona una panorámica completa y equilibrada de una unidad de aprendizaje o tema.

Ejemplo de la doble “T” en la programación de Estadística:
CONTENIDOS
Medidas de tendencia central
Media o promedio
Mediana
Moda

MÉTODOS o PROCEDIMIENTOS
Recolectar datos de su medio laboral. Clasificarlas por tipo de variable.
Manejo del SPSS para el cálculo de los valores de tendencia central.

CAPACIDADES – DESTREZAS
Razonamiento lógico:
Organización de la información.
Realiza inferencias y deducciones.
Resolución de problemas

Descripción de hechos:
Interpretación de los estadígrafos encontradas

VALORES – ACTITUDES
Respeto:
Convivir
Compartir

Solidaridad:
Aprendizaje cooperativo

Creatividad:
Representar



Se denomina “Modelo T”, porque tiene forma de “doble T”: la “T” de medios que se refiere a contenidos y métodos o procedimientos, y la “T” de capacidades - destrezas y valores - actitudes.

El modelo socio-cognitivo el cual es parte del fundamento del “Modelo T”, se denomina arquitectura del conocimiento a la técnica aplicada al currículo, también definida como triple proceso cíclico de aprendizaje científico, constructivo y significativo, que organiza los contenidos de una manera arquitectónica en mapas, redes y marcos conceptuales para dar significado a lo aprendido, potenciando de esa manera la memoria constructiva, La arquitectura del conocimiento es una técnica didáctica y del curriculum que pretende relacionar e integrar sin mezclar ni confundir, el triple proceso de aprendizaje cíclico: científico (inductivo-deductivo), constructivo-reconstructivo y significativo (supraordenado, subordinado y coordinado).

Este modelo Socio-Cognitivo, que a su vez es el fundamento y el apoyo teórico del aprendizaje colaborativo, podemos mencionar algunas de sus principales características:

  • Intenta integrar al actor del aprendizaje junto con sus procesos cognitivos y afectivos, con el escenario de aprendizaje. 
  •  El modelo de docente posee una doble dimensión, tanto como mediador del aprendizaje de la cultura social, como de la cultura institucional. 
  •  El currículo deberá estar abierto a nuevos aprendizajes, realidades educativas y además ser flexible, con el fin de posibilitar una amplia gama de adaptaciones y concreciones, porque la cultura es plural y cambiante.
  •  La metodología debe poseer una doble dimensión, por un lado facilitar el aprendizaje individual y por el otro, el aprendizaje social, ambos con un equilibrio en la mediación del profesor/alumno y del aprendizaje cooperativo entre iguales (aprendizaje colaborativo). Se potenciará una metodología constructiva, significativa y por descubrimiento. 
  •  El aprendizaje queda definido como aprender a aprender a través del desarrollo de capacidades y valores por medio de estrategias cognitivas y metacognitivas, como aprendizaje constructivo, significativo y cooperativo entre iguales. 
  •  La motivación debe ser intrínseca, orientada al progreso individual y grupal del sentido del logro o éxito individual y social. La motivación intrínseca ayuda a centrar los objetivos y el clima grupal, dando lugar al aprendizaje cooperativo, mucho más motivante que el competitivo. 



Referencias:

Martiniano Román Pérez Catedrático de E. U. de la Facultad de Educación, Departamento de Didáctica y Organización Escolar, de la Universidad Complutense de Madrid mroman@edu.ucm.es


Roman, P. M. y Diez, L. E. (2000). Aprendizaje y Curriculum, Diseños Curriculares Aplicados. Ediciones Novedades Educativas. México.

http://youtu.be/k-tRHY-Pwqo 

Entradas populares de este blog

Estrategias de Aprendizaje en el Estudiante Adulto

Modelos y tendencias en Evaluación educativa

La Heutagogía